Hoy en Revista Dosis

Varios pacientes recuperaron la pigmentación del pelo durante una inmunoterapia experimental.

 

La investigación oncológica está en continua evolución. En cada experimento se descubren efectos secundarios. Uno de los más inesperados ha ocurrido durante un trabajo experimental en la Universidad de Barcelona mientras buscaban una cura contra el cáncer de pulmón.

Así, el equipo halló involuntariamente una posible nueva terapia contra las canas. Sobre una muestra de 56 pacientes, 14 de ellos recuperaron la pigmentación en el pelo tras la ingesta de medicamentos. Este misterioso proceso consistió en un oscurecimiento del cabello excepto en uno, donde se le colorearon algunas zonas. Además, en 13 de los 14 casos este cambio fue una señal de que estaban respondiendo bien al tratamiento. Del resto, en algunos no se pudieron constatar modificaciones porque no tenían canas en el momento de la quimioterapia y en otros que sí eran canosos no se registraron cambios.

Tras analizar las fotos tomadas antes y después del tratamiento, el laboratorio concluyó que el fármaco era el causante de esta transformación.

“Un análisis más profundo”

Sin embargo, para la autora principal del estudio, Noelia Rivera, “es demasiado pronto para sugerir que podrían conducir a nuevos tratamientos para las canas, con lo que se necesita un análisis más profundo”. Así, asegura que “los pacientes nos explicaron que habían recuperado el color que tenían de jóvenes, pero como la mayoría de la población española tiene el pelo de color marrón oscuro o negro y no tenemos gente rubia en el estudio, no podemos decir con absoluta seguridad de que no se trate de un oscurecimiento inespecífico”.

El trabajo, publicado en la revista médica médica Jama Dermatology, se inició en mayo de 2016 y tuvo una duración de 12 meses.

Fuente: Redacción Médica – España

 

Los resultados, que se publican en «Nature», incrementan la esperanza de que algún día sea posible reparar retinas dañadas por traumatismos, glaucoma y otras enfermedades oculares.

 

Los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU.) han regenerado con éxito células en la retina de ratones adultos lo que abre una vía para el tratamiento de las enfermedades oculares que conducen a una pérdida de visión, como el glaucoma. Los resultados, que se publican en «Nature», incrementan la esperanza de que algún día sea posible reparar retinas dañadas por traumatismos, glaucoma y otras enfermedades oculares.

Muchos tejidos de nuestro cuerpo, como la piel, pueden sanar porque contienen células madre que se dividen y se diferencian en el tipo de células necesarias para reparar el tejido dañado. Sin embargo, las células de nuestras retinas carecen de esta capacidad y como consecuencia, la lesión de la retina conducen a menudo a la pérdida permanente de la visión.

Sin embargo, el pez cebra tiene una notable capacidad para regenerar el tejido dañado, incluyendo el tejido neural como la retina. Esto es posible porque la retina del pez cebra contiene células llamadas glia Müller que tienen un gen que les permite regenerarse, Ascl1. Cuando dichas células sienten que la retina se ha lesionado, activan dicho gen.

Ascl1
Asc11 codifica un tipo de proteína, llamada factor de transcripción, y puede afectar la actividad de muchos otros genes y, por lo tanto, tiene un efecto importante en la función celular. En el caso del pez cebra, la activación de Ascl1 reprograma la glía de las células madre para que pueden modificarse en todos los tipos celulares necesarios para reparar la retina y restaurar así la vista.

Ahora, el equipo de investigadores dirigidos por Tom Reh, han tratado de ver si era posible utilizar este gen para reprogramar la glía Müller en ratones adultos. Los investigadores esperaban impulsar de esta manera la regeneración que no ocurre naturalmente en la retina de los mamíferos. Así, diseñaron un ratón que tenía una versión del gen Ascl1 en su glía Müller. Posteriormente, activaron el gen con una inyección del fármaco tamoxifeno.

Estudios previos realizados por este mismo equipo habían mostrado que cuando activaban el gen, la glía de Müller se diferenciaba en células de la retina conocidas por interneuronas después de una lesión en la retina de estos ratones. Estas células desempeñan un papel vital en la vista ya que reciben y procesan señales de las células detectoras de luz de la retina, las varillas y los conos, y las transmiten a otro conjunto de células que, a su vez, transfieren la información al cerebro.

Sin embargo, en su trabajo anterior, los investigadores descubrieron que activar el gen solo funcionaba durante las primeras dos semanas después del nacimiento. Más tarde los ratones ya no podían reparar sus retinas. Y aunque al principio pensaban que había otro factor de transcripción involucrado, finalmente, determinaron que los genes críticos para la regeneración de la glía de Müller estaban bloqueados por moléculas que se unen a los cromosomas. Ésta es una forma en que las células “bloquean” los genes para evitar que se activen. Es decir, una forma de regulación epigenética – el control de cómo y cuándo funcionan partes del genoma.

Los investigadores demostraron que estas nuevas interneuronas se integran en la retina existente, establecen conexiones con otras células de la retina y reaccionan normalmente a las señales de las células de la luz que detectan la retina
En este nuevo trabajo, los investigadores demuestran que, al usar una droga que bloquea la regulación epigenética, la activación de Ascl1 permite que la glía Müller en ratones adultos se diferencie en interneuronas funcionales. Los investigadores demostraron que estas nuevas interneuronas se integran en la retina existente, establecen conexiones con otras células de la retina y reaccionan normalmente a las señales de las células de la luz que detectan la retina.

Los expertos esperan ahora determinar si hay otros factores que pueden activarse para permitir que la glía Müller se regenere en todos los diferentes tipos de células de la retina. Si es así, podría ser posible desarrollar tratamientos que puedan reparar el daño de la retina, que es responsable de varias causas comunes de pérdida de la visión.

Fuente: ABC – España

El avance podría facilitar el desarrollo de nuevas vacunas, al permitir producir anticuerpos más rápidamente in vitro. Ayudaría a combatir enfermedades infecciosas y otras como el cáncer.

 

Un grupo de investigadores ha logrado un método para desarrollar rápidamente anticuerpos humanos específicos en el laboratorio que puede ayudar a combatir enfermedades infecciosas y otras como el cáncer, según un artículo divulgado este lunes en la revista Journal of Experimental Medicine. Este hallazgo podría acelerar la producción de anticuerpos para tratar un amplio espectro de enfermedades y facilitar el desarrollo de nuevas vacunas, indicaron los científicos.
La investigación fue liderada por el doctor argentino Facundo Batista, del Francis Crick Institute de Londres. “En particular, debería permitir la producción estos anticuerpos en un periodo de tiempo más corto in vitro y sin la necesidad de vacunación o donación de sangre de personas recientemente infectadas”, apuntó Batista.
Actualmente, el método de desarrollo de vacunas implica la toma de muestras de la enfermedad y la creación de un antígeno mediante el crecimiento de los virus en células primarias, lo que supone conseguir estas muestras de donantes infectados y aislar luego el antígeno de las células usadas para crearlo.

Fragmentos de ADN

Los investigadores liderados por Batista han logrado replicar este proceso en el laboratorio al producir anticuerpos específicos de estas células aislados de las muestras de sangre. Sin embargo, y además del encuentro con un antígeno concreto, las células necesitan una segunda señal para empezar a desarrollar estos anticuerpos, algo que puede conseguirse por pequeños fragmentos de ADN llamados CpG oligonucleótidos, que activan una proteína llamada TLR9. Para ello, los científicos consiguieron producir anticuerpos específicos gracias al tratamiento de células impregnadas con nanopartículas con CpG oligonucleótidos y el antígeno apropiado en unos pocos días en el laboratorio. Como consecuencia, el procedimiento no depende de que los donantes hayan sido expuestos a estos antígenos previamente, y se logró como ejemplo generar anticuerpos contra el HIV desde células aisladas por pacientes sin HIV.

Fuente: 20 Minutos – España

El modelo de asistencia farmacéutica avanzada gana espacio en las farmacias de Brasil.

 

Según datos de la Asociación Brasileña de Redes de Farmacias y Droguerías (Abrafarma), el número de establecimientos con salas de servicios farmacéuticos (Care Centers) abiertas a la población aumentó de 605 a 858 en el segundo trimestre de este año, índice 42% superior a los tres primeros meses de 2017.
El volumen de atención en los tres primeros meses de este año llegó a 143.940. El Nordeste tiene la mayoría de las salas (43%), seguido del Sudeste (28%). “Abrimos otro canal para permitir a la población el acceso pleno a la salud, ayudando a desahogar el sistema público”, dijo Sergio Mena Barreto, presidente de Abrafarma.

La inyección, que fue probada durante dos años, logró mantener la carga viral indetectable en los pacientes. El avance fue publicado por The Lancet y podría marcar un cambio radical en el tratamiento

 

Una inyección mensual podría controlar el VIH de manera tan eficaz como la actual ingesta diaria de pastillas. (DPA)

 

Una inyección al mes con un tratamiento antirretroviral es suficiente para mantener confinado el virus del sida, según un estudio publicado este lunes, lo que permitiría a los seropositivos dejar de tomar una pastilla diaria.

El estudio, cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista británica The Lancet, consistió en inyectar dos moléculas de antirretrovirales cada cuatro u ocho semanas durante casi dos años a 230 pacientes con VIH, aunque con una carga viral indetectable.

Al cabo de este periodo, el 87% de los pacientes del grupo que recibió los medicamentos cada cuatro semanas continuaba con una carga viral indetectable (94% en el grupo lo que recibió cada ocho semanas).

Estas proporciones son comparables a las halladas en el grupo de 56 pacientes que continuó tomando una pastilla al día (84%), según los resultados del estudio de fase II presentado en la Conferencia Internacional de Investigación sobre el Sida que se está celebrando en París.

La primera molécula inyectada, llamada cabotegravir, está desarrollada por el laboratorio ViiV Healthcare, una filial de GSK, Pfizer y Shionogi especializada en el HIV, donde trabaja unos de los autores del estudio, David Margolis.

La segunda molécula (rilpivirina) está siendo desarrollada por el laboratorio Janssen, del grupo Johnson and Johnson.

Los dos laboratorios alcanzaron una alianza para crear con estas dos moléculas combinadas el primer tratamiento inyectable de acción prolongada contra el VIH.

Así, la inyección mensual podría controlar el VIH de manera tan eficaz como la actual ingesta diaria de pastillas . Si los estudios para su aprobación -ya en marcha- confirman los resultados publicados en The Lancet, por primera vez llegaría al mercado este tratamiento en forma de inyección cada cuatro semanas.

Según los expertos, se trata de un hito en la historia de la lucha contra el sida.

En la actualidad, los pacientes con VIH ingieren tres principios activos que controlan la carga viral en sangre. Desde hace algunos años, éstos se reúnen en una única pastilla que debe tomarse diariamente. Con el nuevo tratamiento mediante inyección, los pacientes sólo necesitarían una dosis cada cuatro semanas.

El efecto secundario más frecuente mencionado por los pacientes fue el dolor en el lugar del pinchazo, que remitía al cabo de tres días.

Los resultados ponen de manifiesto que “un tratamiento antiviral mediante inyección durante un largo periodo de tiempo puede ser muy eficaz y bien tolerado”, señala Joseph Eton, de la Universidad de Carolina del Norte y coautor del estudio.

Fuente: Clarin.com

Especialistas del INTI desarrollaron una nueva metodología para detectar sustancias cancerígenas en papeles de envoltorio de alimentos y la transfirieron a los países del Mercosur.

 

Los fabricantes de envoltorios de papel deben someter sus productos a ensayos de migración en el INTI, para conocer si cumplen con la reglamentación y si se desplazan sustancias desde el envase al alimento.
Especialistas del INTI desarrollaron nuevas técnicas para evaluar los envoltorios de celulosa —que es la materia prima más utilizada en la comercialización de comida— y las transfirieron a los países que integran el Mercosur.

“La resolución 42/15 del Mercosur sumó una nueva sustancia a la lista de materiales con riesgo cancerígeno: la antraquinona. Desarrollamos una metodología que no existía en la región a fin de detectar su presencia en envoltorios de papel”, explica Fabián Delorenzi, del Centro de Celulosa y Papel del INTI

La nueva metodología consiste en hacer una extracción en cloroformo (líquido incoloro, derivado del metano) sobre la muestra de papel, mediante un equipo Soxhlet. Luego se determina el contenido de antraquinona en el extracto por cromatografía líquida.

En el caso de materiales no reciclados, los fabricantes deben presentar una declaración jurada con los aditivos que aplicaron para la producción del papel. “Hacemos un ensayo de migración global para saber todo lo que puede llegar a trasladarse del envase al alimento —establecido por la reglamentación Mercosur— y otro específico para medir algún contenido particular”, detalla Delorenzi, responsable del Laboratorio Químico y de Procesos.

Para los papeles realizados con celulosa reciclada, se suman otros ensayos porque el material es más complejo. Se evalúa no sólo la migración específica de metales pesados, sino también si contienen tintas, si se transfiere materia prima al alimento o algún componente de las mismas y se buscan elementos potencialmente cancerígenos.

Con el desglose de los componentes, los técnicos solicitan un detalle del tipo de producto que se va a transportar, el tiempo, la temperatura, y realizan una simulación del contacto. Si el papel reciclado va a acompañar un alimento acuoso-graso, como puede ser una pizza, suman análisis de otros compuestos incluidos en la última Reglamentación Mercosur (como ftalatos).

Estos estudios son de carácter obligatorio y son certificados por el Instituto Nacional de Alimentos (INAL) o el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) en el caso de tratarse de productos cárnicos o vegetales. Para los productores que desean exportar a Estados Unidos o a Europa, contar con estos informes es vital para cumplir con los requisitos exigidos en los países de destino.

Fuente – Prensa: INTI

Investigadores de la Universidad de Granada lideran un estudio en ratones que ha demostrado que los fármacos bloqueantes del receptor sigma-1, logran que los leucocitos alivien el dolor que se siente cuando un tejido está inflamado.

 

Según ha informado hoy la Universidad de Granada, las células del sistema inmune, los leucocitos o glóbulos blancos, se acumulan en los tejidos del cuerpo humano cuando por ejemplo se produce un traumatismo o una herida, y su función principal es la reparación del tejido dañado.

Pero además de la función de reparación, estas células producen ciertas sustancias que promueven el dolor (denominadas algógenos), por lo que juegan un papel clave en el dolor que se siente cuando el tejido está inflamado.

Esto es también aplicable a ciertas patologías crónicas que cursan con inflamación y dolor, como en el caso de las artritis.

Según la Universidad, paradójicamente estos leucocitos, además de liberar algógenos, son capaces de producir péptidos opioides endógenos (como las endorfinas).

Estas sustancias tienen la misma actividad que los analgésicos opioides (fármacos para tratar el dolor intenso, como la morfina), que se usan desde hace milenios para tratar el dolor.

Sin embargo, el balance entre la actividad de los leucocitos a favor y en contra del dolor durante la inflamación favorece claramente al dolor, de hecho, la inflamación produce dolor.

El receptor sigma-1 es una proteína muy pequeña presente en las neuronas, capaz de modular la acción de los receptores opioides.

Este estudio ha descubierto que los bloqueantes del receptor sigma-1 son capaces de incrementar el efecto de estos péptidos opioides endógenos que producen los leucocitos, de manera que estas células del sistema inmune cuando están en el tejido inflamado alivien el dolor en lugar de producirlo.

Según el director del trabajo, el investigador de Farmacología e Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada Enrique Cobos, se trata de un mecanismo de alivio del dolor “totalmente novedoso, basado en maximizar el potencial analgésico de las células del sistema inmune, y que podría tener importantes aplicaciones terapéuticas en pacientes con dolor de origen inflamatorio”.

El estudio ha sido liderado por científicos de la Universidad de Granada junto a la empresa farmacéutica Esteve, el Instituto Teófilo Hernando de I+D del Medicamento y el Instituto de Biotecnología Molecular de Austria.

Fuente: EFE

 

Se trata del primer fármaco biotecnológico que resulta de la investigación de Dompé para el tratamiento de la queratitis neurotrófica entre moderada y grave se fabrica en Italia

 

Dompé, una compañía biofarmacéutica italiana, anuncia que la Comisión Europea ha concedido la autorización de comercialización de las gotas oftálmicas cenegermin para el tratamiento de la queratitis neurotrófica moderada y grave. Esto le convierte en el primer tratamiento biotecnológico autorizado para esta indicación específica en Europa, que responde a las necesidades de los pacientes afectados por esta enfermedad oftálmica rara, pero gravemente debilitadora, que causa pérdida de visión. Es el primer fármaco aprobado en Europa para el tratamiento de esta enfermedad rara.

Detrás del desarrollo de cenegermin hay décadas de investigación bajo la marca "Fabricado en Italia", procedentes de los estudios de la premiada Nobel Rita Levi Montalcini, que descubrió el factor de crecimiento nervioso (NGF). Esto conducirá a la colaboración entre Dompé y los principales centros de excelencia en oftalmología de todo el mundo.
"La queratitis neurotrófica es una enfermedad rara que es particularmente debilitadora y, hasta ahora, ha sido una preocupación sanitaria no resuelta para los pacientes. La autorización obtenida por la Comisión Europea es un hito para los pacientes afectados por la enfermedad, para la investigación en este sector y para nuestra compañía", afirmó Eugenio Aringhieri, CEO de Dompé Pharmaceuticals. "Nuestro primer fármaco de biotecnología se obtuvo gracias al trabajo de un equipo cualificado y apasionado que ha creído en este proyecto desde el principio y gracias a la colaboración constante con una excelente comunidad médica, que ha contribuido al desarrollo del producto en sus varias fases en centros nacionales e internacionales. Es un trayecto largo, complejo pero emocionante que nunca termina y que empieza con este importante paso regulatorio. Los siguientes pasos serán decisivos para poner el producto a disposición de otras áreas fuera de Europa y para otras indicaciones médicas".
Cenegermin es el nombre del principal ingrediente activo del fármaco, y es la versión recombinante del factor de crecimiento nervioso (NGF) humano, desarrollada y preparada mediante un proceso de producción biotecnológico único para Dompé. Cenegermin es una proteína casi idéntica a la que el cuerpo humano produce y que está íntimamente relacionada con el desarrollo, mantenimiento y supervivencia de las células nerviosas [2]. Se administra en forma de gotas oftálmicas en pacientes con queratitis neurotrófica entre moderada y grave; esta formulación/tratamiento puede ayudar a restaurar los procesos de cicatrización habituales en el ojo y reparar el daño corneal.
"La causa de la queratitis neurotrófica está vinculada al daño del nervio trigémino, uno de los nervios responsable de la integridad anatómica y funcional del ojo, que puede conducir a la pérdida de sensibilidad corneal", dijo el Prof. J. M. Benitez del Castillo, Catedrático de Oftalmología en la Universidad Complutense de Madrid. "En los casos más graves, puede conducir a úlceras, necrosis aséptica y perforación corneal, lo que resulta en la importante pérdida de visión de los pacientes afectados[3]. Considerando la gravedad de la enfermedad y la falta de alternativas viables, tener una opción terapéutica que pueda actuar sobre las lesiones corneales es de gran importancia para los pacientes y, en segundo lugar, para la comunidad oftalmológica".
Cenegermin se desarrolló en el Centro de I+D y producción Dompé de L'Aquila, gracias a la tecnología de ADN recombinante, con el uso de bacterias en las que se introduce un gen (ADN) que permite que las mismas bacterias produzcan el factor de crecimiento humano por sí solas.
"Creo que es un gran éxito haber conseguido el primer factor de crecimiento nervioso desde el descubrimiento de Rita Levi Montalcini tras tantos años de duro trabajo, y convertirlo en una terapia que esté ya autorizada a nivel europeo. Es una confirmación más de que es posible crear una investigación innovadora en Italia, y que el sector farmacéutico en nuestro país es globalmente competitivo", explicó Sergio Dompé, director general de Dompé Pharmaceuticals. "En este momento, mis pensamientos y gratitud están en todos los investigadores que han participado en tantos países y en varios cargos en el proyecto, haciendo una contribución esencial a la creación de este nuevo fármaco, pero especialmente la profesora Rita Levi Montalcini; esta investigación nació de su brillante intuición".


El proceso de registración del fármaco está en marcha también en Estados Unidos, donde Dompé ha empezado la presentación a la FDA de la primera parte de la solicitud de registro (Biologics License Application) a través de un proceso llamado "presentación progresiva". Finalmente, en Japón el diálogo ha comenzado con la Pharmaceuticals and Medical Devices Agency (PMDA) para definir el plan de desarrollo en la misma dirección.

Aplicarán un 5% en septiembre y otro 5% en octubre. Se sumarán a las subas de febrero, julio y agosto.

 

Los afiliados a las prepagas todavía están pagando este mes un aumento de la cuota del 6% y ya en agosto deben pagar otro 5%. Pero en pocos días se vienen otros dos aumentos más, para septiembre y octubre, en torno del 5% cada mes. Son cuatro aumentos mensuales consecutivos.

“Por los mayores costos médicos y la incidencia de la segunda cuota del aumento salarial de Sanidad habrá otro aumento de la cuota en torno del 10%. Y para aminorar el impacto directo será autorizado también en dos cuotas, para septiembre y octubre”, le dijo a Clarín el Superintendente de Servicios de Salud, Luis Cervino.

El funcionario agregó que la incorporación de nuevas tecnologías y la ampliación de las coberturas generan un incremento constante de los gastos y costos.

Como viene pasando todos los años, con los aumentos de la paritaria de Sanidad más los mayores costos médicos, las prepagas pidieron que se autorice el ajuste de las cuotas. Y en la Superintendencia lo consideran razonable, pero amortiguado en dos cuotas.

También la paritaria de la Sanidad acordó un aumento salarial – del 23%- en dos cuotas: 13% en junio y 10% a partir de agosto. Sobre la base de la suba de junio, para julio y agosto se autorizó un aumento de los valores de las cuotas desdoblado del 11%. Ahora viene otro ajuste, del 10%.

A su vez, en febrero pasado hubo un aumento del 6% que correspondía a los incrementos de costos de 2016. Así en lo que va del año, las prepagas tendrían tres aumentos aplicados en 5 meses. En total del 29,4% porque los aumentos desdoblados se calculan sobre el monto de la cuota del mes anterior al primer aumento. Si se excluye el 6% de febrero, el aumento sería del 22,1%.

La premura en aprobar la autorización antes de fin de mes es porque las prepagas tienen que informar a sus afiliados con 30 días de anticipación cualquier incremento en la cuota.

No obstante, además de la firma de la Superintendencia, la Secretaría de Comercio tiene que autorizar el aumento. Y aquí puede haber un escollo por el impacto electoral de un nuevo aumento que alcanza en especial a un sector de la clase media. Por eso algunos funcionarios se inclinan por autorizar el aumento pero para después de las elecciones.

En total el sistema tiene unos 5 millones de beneficiarios, de los cuales cerca de un millón son voluntarios. El resto deriva sus aportes de obras sociales que tienen convenios con las prepagas, pagando una diferencia el afiliado si el valor del plan es superior al aporte de la Seguridad Social.

Un plan familiar medio – matrimonio y dos hijos menores o un matrimonio de adultos mayores -- ronda entre los 6.000 y 9.000 pesos mensuales, según el alcance y los servicios del plan. El costo del plan se calcula por la cantidad de integrantes de la familia. Además hay que agregar los gastos en medicamentos, otro rubro clave en el presupuesto familiar que también registra fuertes aumentos. Un aliciente es que un porcentaje de los gastos médicos, incluidos los pagos a la prepagas, pueden ser deducidos del impuesto a las Ganancias.

Para las prepagas esos valores apenas cubren los costos por el incremento de los precios de los equipos y la extensión de las coberturas médicas. Y para los afiliados, por los niveles de sueldos e ingresos, los valores de las cuotas son altos. Es un "conflicto" que se repite cada vez que se anuncia un aumento. Mientras tanto, las prepagas admiten que no hay desafiliaciones pero les resulta cada vez más difícil incorporar afiliados nuevos.

Fuente: Clarín

La OMS destaca que más del 10% de los pacientes tratados en Argentina resisten a alguna de las drogas más usadas.

 

Más del 10% de las personas que realizan tratamiento contra el VIH en Argentina tiene una cepa del virus resistente a alguna de las drogas más utilizadas -lo que sucede también en Guatemala, Nicaragua, Zimbabwe, Namibia y Uganda-, según un informe presentado ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que relevó datos en once países.

El informe sobre la resistencia a los medicamentos contra el VIH de la OMS de este año (HIV DRUG RESISTANCE REPORT 2017) mostró que en las restantes cinco naciones -Brasil, Colombia, México, Camerún y Mianmar-, los resultados fueron iguales o menores al 10 por ciento.

‘La resistencia antimicrobiana a los medicamentos es un desafío creciente para la salud global y el desarrollo sostenible‘, afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien destacó la necesidad de ‘abordar los crecientes niveles de resistencia a los fármacos contra el VIH si queremos alcanzar el objetivo mundial de poner fin al sida para 2030‘.

‘Cuando se comienza a tratar a la población con determinadas drogas es normal que en el tiempo comience a generarse resistencia. Eso sucede, por ejemplo, con los antibióticos. Y la causa tiene que ver con lo que nosotros denominamos ’mala adherencia’, esto es, la forma en la que el paciente toma la medicación, si lo hace tal cual se le prescribe, saltea tomas o interrumpe temporariamente, etc‘, explicó sobre el informe a Télam Omar Sued, director del Área de Investigaciones Clínicas de la Fundación Huésped.

Sued explicó que el informe de la OMS apunta principalmente a la resistencia a la ‘efavirenz‘, una droga utilizada como primera opción de tratamiento.

‘Esto significa que una vez que la persona es diagnosticada, la primera combinación que se utiliza tiene como base efavirenz, que fue muy buena cuando salió pero que actualmente se observa que empiezan a aparecer casos de resistencia y que, además, existen otras que tienen menor toxicidad‘.‘No obstante, la efavirenz sigue siendo altamente efectiva.

De hecho, en Argentina, el 50 por ciento de las personas en tratamiento utilizan una combinación tiple basada en efavirenz; el costo mensual de esta droga es de 26 dólares por mes; mientras que otras drogas más nuevas tiene un costo cien veces mayor.
Por ejemplo, el raltegravir tiene un costo de 270 dólares por mes y dolutegravir de 240‘.

‘Las altas tasas globales de supresión viral en tres recientes evaluaciones de impacto del VIH demuestran que los regímenes de primera línea actuales siguen siendo en gran medida efectivos. Sin embargo, una atención especial a las poblaciones en riesgo de mayor resistencia, como la pediatría, los adolescentes y las embarazadas, será fundamental para orientar las intervenciones más urgentes‘, explicó la directora de la División de VIH y Tuberculosis Mundial de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EEUU.

El estudio indicó además que de los 36,7 millones de personas que viven con VIH en el mundo, 19,5 millones accedieron a la terapia antirretroviral en 2016.

‘Debemos asegurarnos de que las personas que comiencen el tratamiento puedan prevenir la aparición de la resistencia a los medicamentos contra el VIH‘, coincidió Gottfried Hirnschall, director del Departamento de VIH de la OMS y del Programa Mundial contra la Hepatitis.

En este sentido, Sued informó que una posibilidad que se está evaluando en Argentina es realizar ‘una prueba inicial de resistencia, y en base a ese resultado prescribir el tratamiento‘.

Fuente: Telam