Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: COVID19

CanSino Biologics Inc. ("CanSinoBIO" de "la Compañía") (SSE: 688185, HKEX: 06185) anunció que medRixv, una plataforma de preimpresión para investigación biomédica preliminar, publicó un artículo académico sobre la persistencia de anticuerpos y la seguridad de su vacuna Covid-19 recombinante nebulizada inhalable (vector de adenovirus tipo 5) ("Ad5-nCoV", nombre comercial: Convidecia Air™).

El estudio mostró que un refuerzo heterólogo de la vacuna COVID-19 nebulizada inhalable de CanSinoBIO puede provocar niveles más altos de anticuerpos contra la cepa SARS-CoV-2 original y la variante Omicron BA.1.1.529 para adultos mayores de 18 años o más, que aquellos con un refuerzo homólogo de la vacuna inactivada, sin que se observaran efectos adversos graves.

El nivel de anticuerpos neutralizantes contra la cepa SARS-CoV-2 original puede alcanzar 312,9 (IC del 95 % 237,7, 411,8) en el grupo de dosis baja y 251,1 (IC del 95 % 178,2, 354,0) en el grupo de dosis alta seis meses después la administración de refuerzo, muy por encima del estándar internacional de la Organización Mundial de la Salud (código NIBSC 20/136). A su vez, no se observaron eventos adversos ni anomalías fetales en las participantes femeninas que quedaron embarazadas durante el período de seguimiento de seis meses después de la vacunación de refuerzo.

Estudios anteriores mostraron que la vacuna COVID-19 nebulizada inhalable de CanSinoBIO requiere sólo una quinta o dos quintas partes de la dosis de su versión de inyección intramuscular. La vacuna inhalada, no invasiva y sin uso de agujas, entrena la función de memoria inmunitaria del cuerpo al imitar la infección natural del virus, que no solo estimula la inmunidad humoral y celular, sino que también induce de manera eficiente la inmunidad de la mucosa para lograr una protección triple e integral.

Persistencia comprobada de anticuerpos y seguridad de la vacuna nebulizada inhalable de CanSinoBIO

El estudio publicado fue un ensayo clínico aleatorio, abierto y de un solo centro que involucró a 419 participantes de 18 años o más, que habían recibido sus dos primeras dosis de vacunas inactivadas de Covid-19. Durante el período de seguimiento de seis meses, los participantes fueron asignados aleatoriamente a tres grupos: inhalación de refuerzo nebulizado de CanSinoBIO en dosis baja (0,1 ml), inhalación de refuerzo nebulizado de CanSinoBIO en dosis alta (0,2 ml) e inyección intramuscular de vacuna homóloga inactivada.

Los datos mostraron que en el sexto mes, los anticuerpos neutralizantes contra la cepa SARS-CoV-2 original en los participantes de los grupos de refuerzo inhalado CanSinoBIO de dosis baja y dosis alta fueron 30,1 veces y 24,1 veces más altos que aquellos que recibieron un refuerzo homólogo inactivado. Los anticuerpos neutralizantes contra la variante Omicron B.1.1.529 permanecieron en niveles altos seis meses después de refuerzo en los mismos participantes. En comparación, se detectaron anticuerpos neutralizantes limitados contra la variante de Omicron en el grupo de refuerzo homólogo inactivado, ya sea después de 28 días, o tres meses o seis meses después de la vacunación.

Además, los participantes que recibieron la vacuna COVID-19 nebulizada inhalable de CanSinoBIO como refuerzo heterólogo también demostraron una respuesta IgG específica de RBD más fuerte que aquellos con un refuerzo homólogo inactivado. Específicamente, en el sexto mes, los niveles de anticuerpos IgG específicos de RBD generados en los grupos de refuerzo inhalados de dosis baja y dosis alta de CanSinoBIO fueron 36,2 veces y 29,7 veces (p<0,0001) más altos que los del grupo de refuerzo con vacuna homóloga inactivada.

Publicado en COVID-19
CanSino Biologics Inc. ("CanSinoBIO" of "the Company") (SSE: 688185, HKEX: 06185) anunció que la solicitud de ensayo clínico para la vacuna de ARNmensajero (ARNm) COVID-19 desarrollada por el laboratorio fue aprobada por la Administración Nacional de Productos Médicos de China. Los resultados de los estudios preclínicos mostraron que dicha vacuna puede inducir altos títulos de anticuerpos neutralizantes contra múltiples variantes del SARS-CoV-2 identificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluida la cepa dominante actual.

En comparación con las vacunas COVID-19 basadas en cepas originales actuales, la vacuna de ARNm de COVID-19 de CanSinoBIO puede inducir la producción de anticuerpos neutralizantes con una mejor reactividad entre variantes cruzadas y se espera que brinde una protección más efectiva contra las infecciones causadas por las variantes circulantes.

El laboratorio está planeando el diseño de una variedad de productos de vacunas innovadoras y preventivas con derechos de propiedad intelectual patentados y se está enfocando en el desarrollo de productos biológicos preventivos y terapéuticos a través de su plataforma de ARNm.

En comparación con las plataformas de tecnología de vacunas tradicionales, la plataforma industrializada de tecnología de ARNm tiene ventajas significativas en el proceso de investigación y desarrollo y en los ciclos de producción. Una vez completada la plataforma de tecnología de ARNm, se espera que dicha plataforma sea de gran valor como sustituto nacional de las proporcionadas por las principales compañías biofarmacéuticas internacionales en este campo.
Publicado en COVID-19

La vacuna contra el COVID-19 desarrollada íntegramente en Argentina por investigadoras/es de la Universidad Nacional de San Martín y del CONICET en conjunto con la Fundación Pablo Cassará y el Laboratorio Cassará, comenzará la Fase I en humanos para evaluar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna proteica recombinante, ensayos autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) mediante la disposición número 2182/22. Los responsables de su desarrollo aclararon que estos ensayos son necesarios para avanzar en el objetivo de que la vacuna ARVAC Cecilia Grierson esté disponible como refuerzo de las vacunas actuales.

La investigadora y líder del desarrollo, Juliana Cassataro afirmó que con la mayoría de la población vacunada con dos dosis (Argentina tiene el 80% de su población con esquema completo), esta vacuna argentina está pensada que sirva para refuerzo y cambio de variante. “Se trata de una vacuna de segunda generación, no del tipo ancestral, sino de nueva variante. Esto posibilita que podemos desarrollar una vacuna que pueda cambiar su composición para adecuarse a la variante que circula si hay escape inmunológico. En tres meses se puede hacer el cambio de variante”, explicó Cassataro.

En esta fase 1 vamos a evaluar la seguridad y respuesta inmune en personas sanas vacunadas con dos dosis. La vacuna está basada en la plataforma genética de la variante gamma del coronavirus. Al estar confeccionada bajo el parámetro de buenas prácticas, se puede cambiar la variante sin tener que presentar todos los papeles y realizar nuevos ensayos, con la demora que esto puede generar”, completó la especialista.

En Argentina la mayor parte de la población está vacunada, y el enfoque del grupo de investigadores/as que desarrolla la vacuna (UNSAM/CONICET) es actualmente en el prototipo de vacuna de refuerzo y cambio de variante. La vacuna, que comenzó su desarrollo en junio del 2020, terminó en diciembre de 2021 los estudios preclínicos, en ‘no humanos’, y se encontró que el prototipo de vacuna además de ser seguro, induce anticuerpos neutralizantes contra las variantes que circulan en el país, así como respuesta celular T y protección frente al desafío experimental con SARS-CoV-2Es por esto que la ANMAT ha permitido avanzar con los estudios en humanos.

Es la primera vez que una vacuna preventiva diseñada en una universidad pública argentina llega a realizar ensayos de Fase I el cual participarán 80 voluntarios sanos que ya hayan recibido un esquema de vacunación previo completo y que, de constatarse que cumplieran con todos los criterios establecidos por protocolo (criterios de elegibilidad), recibirán un esquema de refuerzo de la vacuna en estudio. Para la realización de estudios en humanos se llevará a cabo en CABA en un centro autorizado especialmente por la ANMAT y cuyo investigador Principal es el infectológo pediatra, doctor Gustavo Yerino.

Del acto participaron también el titular de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), Fernando Peirano; la presidenta del CONICET, Ana Franchi, y acompañaron el rector de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM), Carlos Grecco, y el titular del Laboratorio Cassará, Jorge Cassará.

Publicado en COVID-19

El peso real de la pandemia de COVID-19 no solo presenta como resultado el número de personas afectadas o fallecidas a causa de esta enfermedad respiratoria, sino también por el impacto que tuvo sobre otras afecciones cuya atención quedó relegada, cuando no desatendida. Es el caso de la tuberculosis –que el 24 de marzo conmemora su día mundial–: una de las enfermedades que más muertes ocasiona a nivel global y en la que se ha verificado un retroceso en cuanto a su diagnóstico y tratamiento a causa de la pandemia.

Lo que hemos visto con la tuberculosis, al igual que en la mayoría de las patologías crónicas y prevalentes, es que su atención ha quedado relegada por la epidemia del COVID-19, porque prácticamente todos los servicios médicos nos hemos corrido de nuestras rutinas habituales para abocarnos exclusivamente a la pandemia”, advirtió el médico neumonólogo Matías Scafati, jefe de la Unidad de Internación de Neumonología del Hospital Tornú, y agregó: “Lo que estamos empezando a ver hoy son justamente las consecuencias: estas enfermedades han seguido su evolución natural”.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta a los pulmones y que es causada por una bacteria (Mycobacterium tuberculosis) que se transmite de una persona a otra a través de las gotitas de aerosol que permanecen en el aire tras haber sido expulsadas por personas con enfermedad pulmonar activa. Aunque en personas sanas suele ser asintomática, los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son: tos (a veces con esputo que puede ser sanguinolento), dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna.

“No todos los que estamos expuestos a la tuberculosis nos enfermamos. Una vez que ingresa a nuestro organismo, la bacteria puede ir por diferentes caminos: un camino es que nuestro sistema inmunológico la pueda eliminar por completo, el otro camino es que nuestro sistema inmunológico no lo pueda eliminar y la bacteria permanezca allí, causando lo que se denomina una infección tuberculosa latente. La bacteria queda alojada normalmente en el pulmón o en las zonas cercanas al pulmón y se puede producir una infección. Si en algún momento bajan las defensas o si se deteriora la inmunidad, se puede desarrollar esa enfermedad latente”, explicó el doctor Scafati.

Ya en octubre de 2020, a poco más de 6 meses de declarada la pandemia, la OMS publicó su informe Global Tuberculosis Report 2020, en el que advertía que el COVID-19 “amenazaba con revertir los avances recientes en la reducción de la carga global de la tuberculosis”. “El reporte más claro de tuberculosis es el que hace anualmente la Organización Mundial de la Salud –señaló el doctor Scafati–. Lo que se pone en evidencia en este reporte es que entre el 2019 y el 2020 hubo una caída significativa en la notificación de la tuberculosis de cerca del 20%: en 2019 se notificaron alrededor de 7.100.000 casos, mientras que en 2020 se notificaron menos de 6.000.000”.

En la Argentina, las estadísticas más recientes sobre la tuberculosis son previas a la pandemia. En 2019 se notificaron 12.499 nuevos casos, dando lugar a una tasa de notificación de 27,8 por cada 100.000 habitantes. Es de esperar que en los siguientes boletines los números de notificaciones sean menores, pero no por una reducción de los contagios sino porque muchos pacientes no accedieron al diagnóstico a causa la situación del sistema de salud durante la pandemia de COVID-19.

Pero a nivel global hay datos aún más preocupantes que sugieren una caída en el acceso y la adherencia al tratamiento de la tuberculosis: “Contrastando con una menor notificación de casos, aparece un aumento en la incidencia de la mortalidad, la cual venía decayendo” dijo el especialista. Según las estadísticas más recientes de la OMS, mueren hoy 1.5 millones de personas al año a causa de la tuberculosis, lo que la convierte en la enfermedad infecciosa que más muertes ocasiona en el mundo.

El Día Mundial de la Tuberculosis fue establecido en conmemoración del día en el que Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa la tuberculosis en 1882, lo que abrió el camino hacia el diagnóstico y la cura de esta enfermedad.

 

Publicado en Top

Siete de cada diez pacientes con COVID prolongado experimentan problemas de concentración y memoria varios meses después del inicio de su enfermedady muchos obtienen peores resultados que sus pares en las pruebas cognitivas, según estudios realizados entre gemelos. Los participantes llevaron a cabo múltiples tareas para evaluar su toma de decisiones y su memoria. Estas incluían recordar palabras en una lista y, entre dos imágenes, cuáles aparecían juntas. Los hallazgos fueron publicados en la revista Frontiers in Aging Neuroscience.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el síndrome post-COVID-19 o COVID prolongado o de largo plazo como “signos o síntomas que se desarrollan durante o después de la infección consistente con COVID-19, y continúan durante más de 12 semanas y no se explican por un diagnóstico alternativo”.

En los estudios dirigidos por la Universidad de Cambridge, los investigadores mostraron que la mitad de los pacientes reportaron dificultades para lograr que los profesionales tomaran en serio sus síntomas. Probablemente se debió a que los problemas cognitivos no reciben la misma atención que los pulmonares o la fatiga.

En un estudio de 181 pacientes con COVID prolongado, el 78 por ciento informó dificultad para concentrarse, el 69 por ciento comunicó confusión mental, el 68 por ciento mencionó los olvidos y el 60 por ciento confesó problemas para encontrar la palabra correcta en el habla. Estos síntomas autoinformados se reflejaron en una capacidad significativamente menor para recordar palabras e imágenes en las pruebas cognitivas.

Los resultados revelaron un patrón constante de problemas de memoria continuos en aquellos que habían sufrido la infección por COVID-19. Para ayudar a comprender la causa de los problemas cognitivos, los científicos investigaron otros síntomas que podrían estar relacionados. En ese análisis descubrieron que las personas que experimentaron fatiga y síntomas neurológicos, como mareos y dolor de cabeza, durante su enfermedad inicial tenían más probabilidades de tener síntomas cognitivos más adelante.

También detectaron que aquellos que todavía experimentaban síntomas neurológicos se mostraban particularmente deteriorados en las pruebas cognitivas.

Los especialistas señalaron que sus resultados respaldan otros hallazgos que sugieren que la sociedad enfrentará una “larga cola” de enfermedades laborales debido a la prolongada duración de COVID en los casos en que esta dolencia se presenta con síntomas extendidos en el tiempo. “Por lo tanto —indicaron en su documento— es importante, no sólo por el bien de las personas, sino también por el de la sociedad en general, poder prevenir, predecir, identificar y tratar los problemas asociados con el COVID prolongado”.

El COVID prolongado ha recibido muy poca atención política o médica. Es urgente que se tome más en serio, y los problemas cognitivos son una parte importante de esto. Cuando los políticos hablan de ‘vivir con COVID’, es decir, una infección sin paliativos, esto es algo que ignoran. El impacto en la población activa podría ser enorme”, concluyó la Lucy Cheke, investigadora del Departamento de Psicología de la Universidad de Cambridge y una de las autoras de la investigación.

Publicado en COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha observado por el momento que la variante de la Covid-19 que combina Ómicron y Delta sea más grave que estos dos linajes por separado.

Tenemos conocimiento de esta recombinación. Es una combinación de Delta AY.4 y Ómicron BA.1. Se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca, pero a niveles muy bajos, ha informado Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS.

La experta ha reconocido que esta recombinación era de esperar; sin embargo, ha aclarado que por el momento no se ha detectado ningún cambio en la epidemiología ni en la gravedad”. “Pero hay muchos estudios en marcha, ha apostillado.

Variante covid recombinante identificada en Francia

Un estudio publicado esta semana por el Instituto Pasteur (Francia) ha encontrado las primeras pruebas sólidas de la existencia de esta variante recombinante, que fue identificada en varias regiones de Francia y ha estado circulando desde principios de enero de 2022. En particular, también se han identificado genomas virales con un perfil similar en Dinamarca y Países Bajos.

Hasta el momento, la OMS había dicho que ‘Deltacron‘, el término coloquial con el que se llamaba desde algunos sectores a esta variante, era el resultado de una contaminación durante el proceso de secuenciación.

Lo que creemos es que es el resultado de una contaminación que ha ocurrido durante el proceso de secuenciación. Dicho esto, uno puede infectarse con diferentes cepas de SARS-CoV-2. Lo que pueda hacer para minimizar su exposición tanto al SARS-CoV-2 como a la gripe, le beneficiará, señaló entonces Van Kerkhove.

Al margen de esta nueva variante, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha mostrado su preocupación porque “varios países están reduciendo drásticamente las pruebas” diagnósticas sobre el Covid-19.

Esto inhibe nuestra capacidad para ver dónde está el virus, cómo se está propagando y evolucionando. Las pruebas siguen siendo una herramienta vital en nuestra lucha contra la pandemia, como parte de una estrategia integral, ha insistido.

Al respecto, ha advertido de que muchos países de Asia y el Pacífico se enfrentan a un aumento de casos y muertes por Covid-19. El virus sigue evolucionando, y seguimos enfrentándonos a grandes obstáculos para distribuir vacunas, pruebas y tratamientos en todos los lugares donde se necesitan, ha apuntado.

Por otra parte, Tedros ha recordado que este viernes 11 de marzo se cumplen dos años desde que se declaró la pandemia. Dos años después, más de 6 millones de personas han muerto. Aunque los casos de Covid-19 notificados y las muertes están disminuyendo en todo el mundo, y varios países han levantado las restricciones, la pandemia está lejos de terminar, y no terminará en ninguna parte hasta que termine en todas partes, ha concluido.

Publicado en COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la inclusión del antiviral molnupiravir en su lista de tratamientos recomendados para enfermos de covid-19. Se trata del primer fármaco de administración oral recomendado por la entidad contra el coronavirus.

La OMS recomienda su utilización solo entre pacientes de covid-19 que no hayan desarrollado formas graves de la enfermedad, pero que corran un muy alto riesgo de hospitalización, tales como personas no vacunadas, de la tercera edad, pacientes con deficiencias inmunológicas o con enfermedades crónicas. Al mismo tiempo, el organismo internacional desaconseja su uso entre niños y mujeres embarazadas o lactantes.

El fármaco, desarrollado por el laboratorio estadounidense MSD (Merck Sharp & Dohme), se consume en pastillas y, según la OMS, si se utiliza con los primeros síntomas de infección, puede evitar hospitalizaciones. Esta medicación se administra en cuatro pastillas (800 miligramos) dos veces al día durante cinco jornadas, el tiempo habitual de desarrollo de síntomas de la enfermedad. Usado lo antes posible después de la infección, indica la OMS, puede ayudar a prevenir la hospitalización.

El medicamento actúa introduciendo errores en el código genético del virus SARS-CoV-2, lo que evita que el virus se replique en el organismo. La recomendación se basa en nuevos datos de seis ensayos en los que participaron 4.796 pacientes. Este es el conjunto de datos más grande sobre este fármaco que existe hasta el momento. También se informó que si bien molnupiravir no está ampliamente disponible, se tomaron medidas para mejorar las posibilidades de acceso a este remedio. Todavía no está disponible en Argentina.

Médicos Sin Fronteras alertó ya en 2021 de que un tratamiento de cinco días con molnupiravir a precios de mercado puede costar unos 700 dólares, aunque si se desarrollaran genéricos alternativos, como ya se hace en India, su precio podría bajar a 20 dólares. Por otra parte, la novena actualización de la guía terapéutica para el covid-19 de la OMS incluyó una recomendación sobre casirivimab-imdevimab, un cóctel de anticuerpos monoclonales.

En base a la evidencia de que esta combinación de medicamentos es ineficaz contra la variante Ómicron del covid-19, la OMS ahora recomienda que solo se la administre ante infecciones causada por otras variantes.​

Países que lo aprobaron

El antiviral molnupiravir está aprobado en Reino UnidoEstados UnidosJapón e India. Y también en varios países de Latinoamérica. México le otorgó una autorización de emergencia en enero. Ese mismo mes, Bolivia comenzó a comercializarlo, mientras que Perú autorizó el pasado 17 de febrero su comercialización. El gobierno de El Salvador anunció, también en febrero, la compra de 4 millones de dosis del fármaco, que ya comenzó a distribuir. Este miércoles, en tanto, el Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay confirmó la habilitación del molnupiravir a la vez que aclaró que, de todas formas, el medicamento aún no está regulado en el país.

El mes pasado, el laboratorio indio Hetero informó que logró demostrar que la droga molnupiravir evita en un 65% las hospitalizaciones en pacientes con coronavirus moderado a grave de acuerdo a los estudios en fase tres presentados en la Conferencia de Retrovirus e Infecciones Oportunistas.

Publicado en Noticias
Viernes, 04 Marzo 2022 12:43

Vitamina D2 ó Vitamina D3, cuál es la mejor?

Una nueva investigación halló diferencias significativas entre los dos tipos de vitamina D, y concluyó que la vitamina D2 tiene un impacto "cuestionable" en la salud humana. Por el contrario, encontró que la vitamina D3 podría ayudar a equilibrar el sistema inmunológico y a fortalecer las defensas contra infecciones virales como el COVID-19..

En un estudio colaborativo de las universidades británicas de Surrey y Brighton, los investigadores investigaron el impacto de los suplementos de vitamina D  (D2 y D3) tomados diariamente durante un período de tres meses. Los resultados fueron publicados en la revista Frontiers in Immunology.

El equipo de investigación descubrió que ambos tipos de vitamina D no producían el mismo impacto. Encontraron evidencia de que la vitamina D3 tenía un efecto modificador en el sistema inmunológico que podría ayudar al organismo a defenderse contra enfermedades virales y bacterianas.

"Hemos demostrado que la vitamina D3 parece estimular el sistema de señalización del interferón tipo I en el cuerpo, una parte clave del sistema inmunitario que proporciona una primera línea de defensa contra las bacterias y los virus. Por lo tanto, un estado saludable de vitamina D3 puede ayudar a prevenir que virus y bacterias se afiancen en el cuerpo", explicó sobre los hallazgos el profesor Colin Smith, autor principal del estudio.

"Nuestro estudio sugiere que es importante que las personas tomen un suplemento de vitamina D3 o alimentos adecuadamente fortificados , especialmente en los meses de invierno", subrayó Smith.

La vitamina D3 se produce naturalmente en la piel a partir de la exposición a la luz solar o a la luz ultravioleta UVB artificial, mientras que algunas plantas y hongos producen vitamina D2.

Muchas personas tienen niveles insuficientes de vitamina D3 porque viven en lugares donde la luz solar es limitada en invierno, como el Reino Unido. Al pasar más tiempo en casa, la pandemia de Covid-19 también limitó la exposición natural de las personas al sol.

"La deficiencia de vitamina D puede deberse al área geográfica donde vivimos (el sur de nuestro país tiene menores niveles de vitamina D), al factor estacional (ya que el invierno, el frío y la lluvia disminuyen la radiación solar), a la contaminación ambiental o al hábito de estar muchas horas sin salir a la luz solar", explicaba en una nota con Clarín Alicia Bagur, médica osteóloga, directora médica de Mautalen Salud e Investigación.

Aunque algunos alimentos están fortificados con vitamina D (cereales para el desayuno, yogures y pan) y pocos c, pocos contienen la vitamina de forma natural (pescados grasos como el salmón, boquerón, caballa o arenque; la yema de huevo; los hongos expuestos al sol por 30 a 60 minutos; y lácteos suplementados con vitamina D).

El colecalciferol (vitamina D3) pertenece a una clase de medicamentos llamados análogos de la vitamina D. El cuerpo necesita el colecalciferol para tener huesos, músculos y nervios saludables y fortalecer el sistema inmunitario. Su acción consiste en ayudar al cuerpo a usar más del calcio que se encuentra en los alimentos o suplementos.

"Si bien descubrimos que la vitamina D2 y la vitamina D3 no tienen el mismo efecto sobre la actividad genética en los humanos, la falta de impacto que encontramos al observar la vitamina D2 significa que se requiere en forma urgente un estudio más amplio para aclarar las diferencias en los efectos. Sin embargo, estos resultados muestran que la vitamina D3 debería ser la forma preferida para los alimentos y suplementos fortificados", concluyó la profesora Susan Lanham-New, coautora del estudio y jefa del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Surrey.

Publicado en Top

A nivel mundial, el 55% de la población recibió el esquema completo de vacunación contra el COVID-19. En la Argentina, más del 78% de la población general ya accedió a ese esquema primario al aplicarse las dos dosis de vacunas. Además el 33,1% recibió una tercera dosis como refuerzo o como adicional. En marzo próximo, se empezará a aplicar una cuarta dosis solo en las personas que han recibido la dosis adicional, según el plan estratégico de vacunación del Ministerio de Salud de la Nación.

Esa cuarta dosis ya se había establecido para un grupo específico de la población en el país. En noviembre pasado, la cartera de Salud había especificado en los lineamientos de vacunación que se iba a dar una dosis adicional como parte del esquema primario, cuando la respuesta inmune inicial fuera “probablemente insuficiente”.

Dentro del grupo de los que han recibido la tercera dosis como adicional, están las personas con inmunocompromiso. Se incluyó a las personas en tratamiento oncológico para tumores sólidos y onco-hematológicos, las que han recibido un trasplante de órgano sólido en tratamiento inmunosupresor, y las que recibieron trasplante de células progenitoras hematopoyéticas en los últimos 2 años o en tratamiento inmunosupresor.

También dentro del grupo de los que recibieron la dosis adicional están las personas con inmunodeficiencia primaria moderada o grave, personas que viven con VIH independientemente del recuento de CD4 y niveles de carga viral, personas en tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas o medicación inmunosupresora, con insuficiencia renal crónica en hemodiálisis, con enfermedades autoinmunes y/o tratamientos con inmunosupresores, inmunomoduladores o biológicos.

Se incluyó también en el grupo de dosis adicional a las personas de 50 años o mayores que habían recibido un esquema primario de vacuna a virus inactivado, como la desarrollada por Sinopharm.

Después de los cuatro meses de haber recibido la dosis adicional, ese grupo de personas accederá entonces a la cuarta dosis que cumple la función de dosis de refuerzo como se viene dando en el resto de la población.

 

“Las únicas personas que recibirían una cuarta dosis son aquellos que por indicación recibieron dosis adicional en noviembre o en diciembre. Es decir, lo que reciben es el refuerzo pasado cuatro meses de la dosis adicional”, dijo Juan Manuel Castelli, Subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación y a cargo del plan de vacunación. En marzo, se cumplirán los 4 meses de intervalo para las personas que recibieron la dosis adicional en noviembre.

La "dosis de refuerzo" para Covid-19 se aplica por una razón diferente a la "dosis adicional". Según la cartera de Salud, el refuerzo (o “booster”) se administra luego del esquema primario con respuesta inmunológica inicial suficiente. Tiene en cuenta la posible disminución de la respuesta en el transcurso del tiempo.

En el país, otras vacunas también implican la aplicación de dosis de refuerzo como por ejemplo la triple viral y la doble bacteriana.

Las tercera dosis -tanto las que se aplican como adicionales como las de refuerzo- se habían empezado a dar en noviembre pasado.

De a poco, las terceras dosis pasaron a ser la mayoría de las dosis semanales del plan de vacunación.  En la primera semana de enero pasado, el 64% del total aplicado se usó como adicional o como refuerzo. En la última semana de enero, la proporción de aplicaciones de la tercera dosis (incluyendo las dosis como adicionales y las de refuerzo) pasó a ser el 69% .

 

 

Publicado en Noticias

En el día de ayer se confirmó por parte del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas ANLIS Malbrán el primer caso de variante Ómicron sub-linaje BA.2 en Argentina.

Se trata de un paciente de 62 años, que reside en la ciudad de Buenos Aires, que volvió el 12 de enero de Uruguay y dos días después comenzó a presentar síntomas compatibles con la enfermedad. El día 19 de enero se le realizó un test diagnóstico para SARS-CoV-2 que arrojó un resultado positivo. En todo momento, el paciente cursó la enfermedad de manera leve y fue seguido de manera ambulatoria. Entre sus contactos estrechos se encuentra su esposa, que también presenta síntomas compatibles con COVID-19.

Situación internacional:

El primer aislamiento de la nueva variante Ómicron fue reportado el 11 de noviembre en Botswana. Apenas dos semanas después, el 26 de noviembre de 2021, la OMS designó la variante B.1.1.529 como una variante de preocupación. Esta variante incluye 4 sub linajes Pangolin: B.1.1.529, BA.1, BA.2 y BA.3.

En ese sentido, análisis preliminares han evaluado que el sub linaje BA.2, recientemente detectado en el país, tendría una mayor tasa de crecimiento en comparación con BA.1. Además, sugieren que la tasa de ataque secundaria entre contactos convivientes sería mayor que entre los contactos de otros sub-linajes de Ómicron. Por otro lado, BA.2 podría asociarse con una mayor susceptibilidad a la infección.

Sin embargo, datos preliminares provenientes de estudios realizados en Reino Unido no hallaron diferencias entre la efectividad frente a enfermedad sintomática de la vacunación con esquema completo más dosis de refuerzo entre los sub linajes BA.1 y BA.2. Todos estos hallazgos requieren aún mayores investigaciones.

En la actualidad, la epidemiología genómica global se caracteriza por un predominio de la variante Ómicron, en paralelo a una disminución continua en la prevalencia de la variante Delta y una muy baja circulación de las variantes Alpha, Beta y Gamma.

Al día 25 de enero de 2022, entre las 372.680 secuencias registradas a GISAID con muestras recolectadas en los últimos 30 días, 332.155 (89,1%) pertenecen a Ómicron, en tanto, 39.804 (10,7%) corresponden a Delta, 28 (<0,1%) Gamma, cuatro (<0,1%) Alpha y dos (<0,1%) otras variantes circulantes (VOIs Mu y Lambda).

Al mismo tiempo, el sublinaje BA.1 representó el 98,8% de las secuencias registradas en GISAID, aunque varios países han informado recientemente un aumento en la proporción de secuencias BA.2, entre ellos Dinamarca, India, y el Reino Unido.

Recomendaciones para la población:

-Iniciar o completar los esquemas de vacunación de acuerdo a las recomendaciones vigentes:

-Todas las personas a partir de los 3 años deben tener dos dosis de vacuna contra la COVID-19.

-Personas de 50 años y más que hayan recibido como esquema primario vacuna Sinopharm y aquellas personas 3 años y mayores inmunocomprometidos deben recibir una dosis adicional para completar su esquema.

-Aquellas personas que hayan recibido la segunda dosis de la vacuna hace por lo menos 4 meses deberán recibir dosis de refuerzo, de acuerdo a los planes de vacunación provinciales.

-Usar barbijo en lugares cerrados y al aire libre cuando se está cerca de otras personas no convivientes.

-Mantener una ventilación cruzada y continua de los ambientes compartidos con personas no convivientes (reuniones sociales, trabajo, escuela, espacios recreativos y todo otro espacio cerrado compartido.

-Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

-Consultar de manera temprana ante la presencia de uno o más síntomas compatibles con COVID-19.

Publicado en Noticias
Página 1 de 16