Hoy en Revista Dosis

Confirman una complicación tardía en chicos y adolescentes

Valora este artículo
(0 votos)
La mayoría de los chicos y los adolescentes que contraen el nuevo coronavirus transitan la infección de manera leve o asintomática, con una baja proporción de casos graves La mayoría de los chicos y los adolescentes que contraen el nuevo coronavirus transitan la infección de manera leve o asintomática, con una baja proporción de casos graves

En el país, se confirmaron 22 casos de síndrome inflamatorio multisistémico asociado a Covid-19 (SIM-C), una complicación rara, pero de alto riesgo, en los chicos y que, desde hace dos meses, es parte de la definición de caso sospechoso para los menores de 18. Siete ya recibieron el alta y especialistas coinciden en que es clave la consulta pediátrica rápida para su diagnóstico y tratamiento oportunos.

La mayoría de los chicos y los adolescentes que contraen el nuevo coronavirus transitan la infección de manera leve o asintomática, con una baja proporción de casos graves. Los datos oficiales locales hasta hace una semana indican que se detectaron 33.125 casos de Covid-19 en menores de 18 años o el 8,1% del total diagnosticado y que 20 fallecieron. Un 0,44% necesitó cuidados críticos.

Cuando el virus empezaba a circular en el hemisferio sur, medios internacionales advertían sobre una afección misteriosa en los chicos por el nuevo virus pandémico. En los hospitales pediátricos de Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza y varios estados de Estados Unidos, como Nueva York y California, los médicos atendían pacientes con una respuesta inmunológica exagerada (inflamación en la piel, los ojos, los vasos sanguíneos o el corazón) y fiebre de varios días.

Los casos aparecían en las guardias semanas después de haber tenido Covid-19 o haber estado en contacto con un familiar u otra persona con la enfermedad. A mediados de junio, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) dio la voz de alerta, pero hasta ahora no se sabía a cuántos chicos podría haber afectado.

"Hemos observado en muy pocas ocasiones que algunos chicos desarrollan un síndrome inflamatorio pediátrico multisistémico, descripto inicialmente en Europa y Estados Unidos, con fiebre, dolores musculares generalizados e inflamación de los vasos arteriales", explicó entonces, a través de un comunicado, la infectóloga Elizabeth Bogdanowicz, prosecretaria general de la SAP. Ahora, con casos confirmados y varios más en estudio, agrega que el SIM-C aparece dos o tres semanas después de que los chicos finalizaron la enfermedad.

Detectados

Los 22 casos detectados no superan los 14 años; ocho son de la ciudad y, el resto, de la provincia de Buenos Aires. Aún no se confirmaron casos en el resto del país. Entre estos 15 varones y siete mujeres, hay ocho menores de 5 años, ocho de entre 6 y 9 años y seis que tienen entre 10 y 14 años. Solo en 14 casos se detectó la infección por la prueba por PCR; los ocho restantes se confirmaron por nexo epidemiológico, con o sin la detección de anticuerpos para Covid-19.

Siete ya recibieron el alta. Nueve demandaron cuidados críticos; seis recibieron asistencia respiratoria mecánica, de acuerdo con la Dirección Nacional de Epidemiología e Información Estratégica.

Estos datos, que corresponden al último día de agosto, coinciden con la publicación del protocolo para la atención del SIM-C del Ministerio de Salud de la Nación. El síndrome está incorporado en la definición de caso sospechoso de Covid-19 en menores de 18 desde julio pasado.

Los síntomas iniciales para la consulta temprana son fiebre durante tres o más días junto con dos o más de cinco síntomas que incluyen erupciones en la piel, edema en las manos y los pies, inflamación de la piel, conjuntivitis, malestar gastrointestinal (diarrea, vómitos o dolor abdominal) o cansancio excesivo, entre otros signos que se deben confirmar clínicamente.

"Es una gran reacción inflamatoria que en unos chicos es incompleta y parcial, mientras que en otros es muy importante -continúa Bogdanowicz-. Más allá de los síntomas más generales, cuando la respuesta afecta varios sistemas, ahí el cuadro es importante y grave. Los chicos necesitan estar internados y recibir tratamiento. Se puede ver en pacientes más grandes, de hasta 19 o 20 años."

El tratamiento incluye medidas de sostén general y, al principio, es similar al que se usa para la enfermedad de Kawasaki, que comparte con el SIM-C la inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos.

 

Fuente: La Nación

Visto 176 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.