Hoy en Revista Dosis

Preocupante falta de control médico por pandemia

Valora este artículo
(0 votos)

La pandemia actual ha cambiado drásticamente la forma en que se realizan las consultas médicas. Se han reducido las visitas a los centros médicos y consultorios, provocando una gran disminución de controles y de seguimientos en los tratamientos establecidos. En este contexto, y  en el marco del día mundial de la hidradenitis supurativa (HS), la Sociedad Argentina de Dermatología, advierte la importancia de continuar los tratamientos.

"Las consultas en dermatología clínica disminuyeron un 85%, y dentro de este porcentaje se encuentran pacientes tanto en etapa de diagnóstico (estudios de laboratorio, imágenes, etc.), como ya diagnosticados. En el caso de la hidradenitis supurativa (HS), por ejemplo, es una enfermedad inmunológica, crónica e inflamatoria, en donde el abandono terapéutico libera los mecanismos que ocasionan la enfermedad y eso impacta notablemente en la calidad de vida del paciente. Esto genera un retroceso indeseado y en algunos casos aumento de brotes (lesiones dolorosas), pérdida de la eficacia terapéutica y complicaciones que podrían requerir internación"aseguró el Dr. Alberto Lavieri, Coordinador del grupo de enfermedades autoinflamatorias y hidradenitis supurativa de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD).

La hidradenitis supurativa es considerada la enfermedad dermatológica con mayor impacto en la calidad de vida de los pacientes, comparable con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes, enfermedad cardiovascular y diferentes tipos de cáncer. 

Suele manifestarse luego de la pubertad a través de lesiones dolorosas e incómodas tales como nódulos inflamados, llagas o forúnculos en áreas donde crece el vello (ingle, axilas y/o entre los glúteos) o donde una parte de la piel se roza con otra, como entre los muslos o bajo los senos en las mujeres. El dolor, el olor y la supuración son algunas de las principales características de la enfermedad que pueden causar vergüenza en el paciente, retrasando hasta 10 años el diagnóstico correcto.

Muchas personas con HS no siempre se sienten cómodas al hablar de sus síntomas o solicitar ayuda al dermatólogo. Sin embargo, un diagnóstico y tratamiento temprano es fundamental ya que los pacientes pueden desarrollar complicaciones significativas. "En los casos más afortunados, donde el diagnóstico se ha realizado con la aparición de las primeras manifestaciones de la enfermedad, se evita la progresión de la misma y las complicaciones, disminuyendo la necesidad de cirugías y alcanzando una buena calidad de vida, con un tratamiento médico adecuado" indicó el Dr. Lavieri. "La HS es una enfermedad crónica que requiere tratamiento casi permanente y la adherencia al mismo requiere de una profunda concientización para no abandonar", agregó.

Aunque no existe cura para la HS, existen diferentes tratamientos"Entre los más utilizados, se encuentran los inmunomoduladores biológicos, y éstos no generan un riesgo mayor en la posibilidad de contagio por COVID-19.  Creemos que es importante remarcar este punto y debe ser abordado por el profesional a cargo para llevar tranquilidad, apaciguar temores y dar las indicaciones de cuidado necesarias en cada caso en particular. Entre las salidas imprescindibles, deben realizarse las visitas pertinentes para el control de la enfermedad", enfatizó Lavieri.

En este contexto, la telemedicina se convierte en una posibilidad y una herramienta de gran ayuda. Sin embargo, Lavieri advierte que "se debe considerar que determinadas situaciones requieren manipulación y palpación de lesiones para evaluar. Se consensuará entre el médico y el paciente la modalidad de la consulta en cada caso.  La SAD valora la telemedicina como herramienta pero cada caso es particular y  la decisión es individual".

 

Visto 112 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.