Hoy en Revista Dosis

La OMS trabajó durante el 2017 con los gobiernos buscando mejorar la salud de las personas. Este año, fueron 38 los proyectos que demandaron la atención de la organización. 

Uno de los principales fue la campaña contra el tabaco. Desde la OMS se ejerció una fuerte presión contra la industria tabacalera, con medidas como el aumento de los impuestos y los precios del tabaco; y denunciando los prejuicios que genera para la salud. 

Por otro lado, programas de vacunación que la organización impulsó en países subdesarrollados (África principalmente) supone una importante ayuda para muchos niños que se encontraban en peligro de contagio de enfermedades como el sarampión, la polio o el cólera. 

Además, las causas de defunciones son un aspecto muy importante contra el que luchar, por lo que este año ha iniciado proyectos para combatir el cáncer y poder detectarlo precozmente, lo que aumenta el nivel de vida de la sociedad. En este sentido, una de las iniciativas que busca combatir el gran porcentaje de mortalidad que existe en el mundo, son los avances en la lucha contra enfermedades tropicales que se encuentran desatendidas, para lo que, la misma organización, ha fomentado la donación de sangre con una campaña de concienciación de la población. 

Combatir la resistencia a los antibióticos es otro de los retos en los últimos meses... por eso, desde la OMS detallaron los patógenos prioritarios resistentes a los antibióticos, con el objetivo de guiar y promover la investigación de nuevos fármacos. 

En cuanto a normativas, la OMS también ha dedicado sus esfuerzos en 2017 para lograr una mayor transparencia en los ensayos clínicos. Así, las nuevas normas exigirán que todos los ensayos clínicos que financien o apoyen se inscriban en un registro y divulguen públicamente sus resultados.

 

Mirada Profesional

 

Publicado en Noticias