Hoy en Revista Dosis

Seis empresas farmacéuticas se unieron en un prometedor proyecto de genética gracias a la tecnología big data, para secuenciar los genes de medio millón de británicos y hacer públicos los datos en el 2020, lo que convertirá al Biobanco del Reino Unido en la mayor concentración de datos genéticos y de salud de todo el mundo.

La unión de las seis compañías hizo posible la financiación de esta secuenciación masiva, que permitirá encontrar nuevos fármacos y entender mejor las enfermedades atendiendo a su base genética, destaca MIT Technology Review.

El Biobanco del Reino Unido cuenta con una base de datos pública que contiene historiales médicos, resultados de análisis e, incluso, evaluaciones psicológicas de 500 mil voluntarios del país.
Su primera gran publicación de datos fue el pasado mes de julio, de forma anónima para proteger la identidad de las personas, donde se puede inspeccionar la base genética de todo tipo de cosas, desde enfermedades como la diabetesa los hábitos a la hora de ver la tele.

Sin embargo, los datos genéticos que contiene son limitados, por lo que esta unión de compañías pretende secuenciar cerca de 20 mil genes de cada voluntario, que permitirá tener los datos suficientes para idear nuevos fármacos: las secuencias genéticas que codifican las proteínas, los elementos fundamentales de la vida, cuyas disfunciones son la causa de la mayoría de los problemas de salud. Añadir esas secuencias genéticas “aumentaría el valor (del Biobanco) 100 veces más para el desarrollo de fármacos y de 10 a 100 veces para la biología”, afirma Sek Kathiresan, investigador de genética de las enfermedades cardiacas en el Broad Institute de Cambridge, Massachusetts (Estados Unidos). La futura base de datos expandida, además, hará más fácil localizar a las mutaciones genéticas que podrían inspirar nuevos fármacos.

La secuenciación de genes tendrá lugar en las instalaciones de Regeneron en Tarrytown, Nueva York (Estados Unidos). A esta compañía se le sumarán las otras farmacéuticas (AbbVie, Alnylam, AstraZeneca, Biogen y Pfizer), y cada una de ellas contribuirá con ocho millones de euros. Las empresas tendrán acceso privado a los datos durante 12 meses, después se harán públicos.

Fuente: 20 Minutos ( España )

Publicado en Noticias

El Hospital Italiano de Buenos Aires es el primer centro del país en ser habilitado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para la conducción de estudios de fases tempranas en el desarrollo de nuevos fármacos, de acuerdo a la nueva normativa vigente. Esta habilitación permite al Hospital contribuir en la creación de nuevas alternativas farmacéuticas en todas las etapas clínicas.

El desarrollo de nuevos fármacos comienza con el diseño de la molécula que luego es sometida a pruebas en el laboratorio, en sistemas de computación y en animales de experimentación. Una vez analizada la información de estos primeros estudios, la autoridad regulatoria evalúa la posibilidad de que sea probado en humanos. Allí comienza la etapa clínica, cuyas primeras fases se denominan “Fases Tempranas”. En noviembre de 2017, el Hospital Italiano se convirtió en el primer centro del país en ser habilitado por la ANMAT para la conducción de estudios de estas fases.

La política del Hospital en cuanto a investigación es priorizar aquellas enfermedades en las que no existe un tratamiento específico al día de hoy o que, de existir, no satisface los estándares a los que se aspira en el cuidado de los pacientes. Por este motivo, los proyectos con desarrollos nacionales de alto impacto sanitario, como –por ejemplo– dar respuesta a los niños con Síndrome Urémico Hemolítico, serán los primeros en realizarse.

A través de la Sección Farmacología Clínica del Hospital Italiano se harán los primeros ensayos de Fase I. Estos pueden llevarse a cabo en voluntarios sanos o en pacientes que tienen la patología para la cual se desarrolla el fármaco. Para aquellos en los que se requiere de voluntarios sanos, el Hospital Italiano ha creado un Registro de Voluntarios Sanos de manera de que cualquier persona mayor de 18 de años, sin una enfermedad de base de relevancia, se pueda inscribir y así ayudar a resolver un problema de salud de otra persona. Si bien la motivación principal para participar en este tipo de proyectos es altruista, se prevé un estipendio fijado por el Comité de Ética. Para obtener mayor información sobre el Registro de Voluntarios Sanos, contactarse al (011) 4959 0866, de lunes a viernes de 9 a 15 h, o a farmacologíEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Publicado en Noticias

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA desarrollaron un compuesto único denominado “Virest”, que permite no sólo combatir el virus sino también actuar como antiinflamatorio.

 

El desarrollo del nuevo fármaco con capitales nacionales es un proyecto pionero y se da como resultado de un trabajo conjunto entre la industria e instituciones públicas.

“Nuestra participación en el proyecto consistió en el desarrollo de un proceso para obtener el material en mayor escala y ensayar el nuevo producto en animales, paso requerido en la industria médica antes de su comercialización”, dijo María Julieta Comin, coordinadora de Síntesis Orgánica-Productos Naturales del INTI

El proceso permitió producir un lote de 20 gramos de Virest, con un nivel de pureza de más del 98 por ciento y un rendimiento global aproximado del 70 por ciento del que se obtenía a escala de laboratorio.

Para lograr un procedimiento sencillo y fácil de escalar, los especialistas del INTI diseñaron una serie de ensayos hasta alcanzar su eficiencia.

“Transformamos el procedimiento original en un proceso más eficiente y económico, logrando reducir el número de operaciones para llegar al mismo producto”, explica la doctora Lucía Gandolfi Donadío, jefa del Laboratorio de Síntesis Orgánica de INTI-Química . Además, elaboraron un método analítico para controlar el proceso y la calidad del producto final por cromatografía líquida de alta eficacia (HPLC, por sus siglas en inglés).

Fuente: Presidencia de la Nación

Publicado en Noticias

Algunos tratamientos ayudan a controlar la agitación, la depresión o los síntomas psicóticos (alucinaciones o delirios) que pueden ocurrir cuando la enfermedad progresa pero lo cierto es que existen pocas opciones de tratatamiento para una enfermedad que supondrá un gasto total al sistema sanitario de Estados Unidos de 259.000 millones de dólares, según el último informe publicado por la patronal de la industria farmacéutica innovadora norteamericana (PhRMA).

Actualmente, más de 5 millones de estadounidenses padecen esta enfermedad y se estima que, para 2050 podría aumentar a 16 millones si no se aportan innovaciones que avancen para prevenir o tratar la enfermedad. La mortalidad de esta patología ha aumentado un 89 por ciento desde el año 2000, mientras que las muertes por enfermedades cardiovasculares disminuyeron un 14 por ciento en el mismo periodo.

De hecho, las previsiones económicas para 2050 aseguran que, de no presentarse avances significativos, los gastos para el sistema sanitario de ese país podrían superar el billón de dólares. No obstante, si se lanzase al mercado un nuevo medicamento que muestre un retraso en la aparición de la enfermedad de cinco años los ahorros anuales para el sistema alcanzarían los 367.000 millones en costes directos e indirectos provocados por la enfermedad, tal y como indica el informe.

De este modo, la patronal asegura que las compañías biofarmacéuticas están comprometidas en combatir esta enfermedad y, de hecho, actualmente existen más de 85 medicamentos que están siendo desarrollados. “Sin embargo, la trayectoria de la investigación a una nueva medicina es extremadamente larga y compleja con muchos reveses en el camino, particularmente en el caso del Alzheimer”, explican desde la PhRMA. Y es que, aunque los científicos han hecho progresos en desentrañar las complejidades del cerebro y la identificación de los fundamentos de la enfermedad de Alzheimer, encontrar un tratamiento eficaz sigue siendo un reto de enormes proporciones.

Entre 1998 y 2014, 123 fármacos potenciales para la enfermedad de Alzheimer fueron retirados en distintas fases del desarrollo, mientras que sólo cuatro fueron aprobados por la FDA “Aunque profundamente frustrante, estos reveses de la investigación son fundamentales para avanzar en el conocimiento y sentar las bases para futuros éxitos. Mientras tanto, los investigadores biofarmacéuticos permanecen firmes en el avance de la investigación para esta devastadora enfermedad”, explican.

Los medicamentos actualmente disponibles tratan los síntomas pero no afectan las causas subyacentes de la enfermedad y no ralentizan la tasa de declinación.

De los 85 fármacos que se encuentran en desarrollo, más de 19 se encuentran en las últimas fases de desarrollo. Entre ellos, se sitúan potenciales tratamientos modificadores de la enfermedad que pueden detener o ralentizar la progresión dirigiéndose a uno o más de los cambios cerebrales causados ??por el Alzheimer.Los medicamentos potenciales también están dirigidos a disminuir la inflamación en el cerebro que se asocia con el Alzheimer y la orientación del sistema inmunológico para que pueda luchar contra la enfermedad. También están investigando maneras de prevenir la enfermedad en pacientes con mutaciones genéticas asociadas con el Alzheimer. Abbvie, Janssen, Amgen, Novartis, Merck, Boehringer Ingelheim, AstraZeneca, Lilly, Pfizer, Takeda, Sanofi o Biogen son algunas de las desarrolladoras.

Fuente: El Global.net

Publicado en Noticias