Hoy en Revista Dosis

Los comercios allanados fueron: Supermercado “Shigeng” S.R.L. y/o Supermercado Primavera, ubicado en la calle Falucho n° 1475 entre las arterias Entre Ríos y Ricardo Fernández de la localidad de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar; kiosco-despensa “Leo” y/o maxikiosco “La Esquina del Nene”, sito en la calle avenida Benito Villanueva Nº 997 esquina Almirante Brown; Magno Kiosco de la calle Avenida Benito Villanueva; y kiosco “Candie” de la calle Benito Villanueva Nº 1465.

Los allanamientos se llevaron a cabo el pasado 20 de diciembre del 2017, y fueron encabezados por un agente fiscal, conjuntamente con personal policial, inspectores del ministerio de Salud y personal especializado del CFPBA.
La denuncia había sido recibida en primer lugar en la Oficina de Denuncias del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires y se radicó ante la UFI descentralizada de Escobar. Luego tomó intervención el Juzgado de Garantías Nº 3 del Departamento Judicial de Zarate-Campana, con asiento en la ciudad de Belén de Escobar, correspondiente a la I.P.P. n° 7990/17 de la misma UFI y juzgado del distrito Escobar, del mismo Departamento Judicial.

El procedimiento realizado permitió incautar gran cantidad de medicamentos de venta libre y venta bajo receta. Los primeros fueron decomisados por los agentes del ministerio de Salud y los de condición venta bajo receta fueron incautados, quedando en custodia de la DDI de Zarate-Campana.

De acuerdo a la ley vigente todos los productos retirados son de venta exclusiva en farmacias, por lo cual no están habilitados a la venta en ningún otro comercio; en este caso con el agravante que eran distribuidos en locales minoristas de una vasta zona de la provincia.

Con el operativo se constató la infracción al art. 2 de la Ley 10606, y la violación a los arts. 1, 2 y 23 inc. c de la Ley 11.405. A su vez, esta situación se encuadra dentro del artículo 204 del Código Penal que señala la venta ilegal de medicamentos.

Fuente: Colegio de Farmacéuticos Provincia de Buenos Aires

Publicado en Noticias

Investigadores de Universidad de Michigan desarrollaron una técnica que permite imprimir fármacos en dosis puras y ultra precisas en una amplia variedad de superficies. La técnica permite imprimir múltiples medicamentos en una sola dosis en una tira soluble, parche de microagujas o cualquier otro dispositivo de dosificación.

Según los investigadores, esta técnica permitirá la impresión in situ de medicamentos personalizados y dosificados, tanto en farmacias como hospitales y otros lugares.

Los investigadores dicen que esto podría hacer la vida más fácil para pacientes que deben tomar múltiples medicamentos todos los días. El trabajo también podría acelerar el desarrollo de fármacos, informa Tendencias 21.

El nuevo estudio, dirigido por Max Shtein, profesor de ciencia e ingeniería de materiales, y Olga Shalev, una estudiante de doctorado, demuestra que el medicamento impreso puro puede destruir las células cancerosas cultivadas en el laboratorio tan eficazmente como el medicamento distribuido por medios tradicionales, que se basan en solventes químicos para permitir que las células absorban el medicamento. Los resultados se publican en la revista Nature Communications.

“Un médico o farmacéutico puede elegir un número de medicamentos, que la máquina combina en una sola dosis”, dijo Shtein. “La máquina podría estar en la farmacia o incluso en una clínica.”

La técnica fue desarrollada con la tecnología de fabricación electrónica llamada “organic vapor jet printing” o impresión orgánica de inyección (OVJP), que permite imprimir una estructura cristalina muy fina sobre una superficie.

Esto ayuda a que las medicinas impresas se disuelvan más fácilmente, potencialmente abriendo la puerta a una variedad de nuevos fármacos que habían sido dejados de lado por sus problemas al ser administrados por métodos convencionales, como píldoras y cápsulas.

“Las compañías farmacéuticas tienen bibliotecas de millones de compuestos que evaluar, y una de las primeras pruebas es la de solubilidad,” dijo Shtein. “Aproximadamente la mitad de los nuevos compuestos fallan esta prueba y son descartados. La impresión de chorro de vapor orgánico podría hacer a algunos de ellos más solubles.”

Procedimiento

El proceso se inicia vaporizando el ingrediente activo de un fármaco, generalmente un polvo, y combinándolo con un gas inerte como el nitrógeno.

Los fármacos son expulsados en una superficie fría y los medicamentos se condensan en una delgada capa. La formación de la película puede ser estrechamente controlada afinando el proceso de impresión. El proceso no requiere disolventes ni aditivos.

“La impresión por inyección orgánica puede ser útil para una variedad de aplicaciones de administración de fármacos para la administración segura y eficaz de agentes terapéuticos a los tejidos diana y órganos”, dijo Geeta Mehta, co-autora del artículo.

Aunque la impresión de medicamentos en el mercado está probablemente a años de distancia, Shtein cree que la caracterización de medicinas y aplicaciones de pruebas pueden tener éxito con mayor rapidez internamente en las compañías farmacéuticas.

El equipo está explorando aplicaciones adicionales para la tecnología y planea colaborar con expertos en el diseño y la fabricación de compuestos farmacéuticos, así como con quienes trabajan en los tratamientos.

Fuente: La Razón – España

Publicado en Noticias