Hoy en Revista Dosis

Dengvaxia es la primera vacuna contra el dengue en el mundo pero expertos de la OMS recomendaron que debería “suspender temporalmente, excepto en circunstancias limitadas, debido a la preocupación de que podría poner a algunas personas en mayor riesgo de enfermedad grave”.

“Ese paso es necesario después de que los estudios mostraron que la vacuna, fabricada por Sanofi Pasteur, puede tener un efecto desafortunado: empeorar, en lugar de prevenir, futuros casos de dengue en algunas personas que no habían sido previamente infectadas”, señaló la advertencia de la OMS.

Los expertos dijeron que solo las personas que se sabe que contrajeron la enfermedad, es decir, aquellos cuyos registros médicos confirman una infección previa, deberían recibir la vacuna.

Jeremy Farrar, director de Wellcome Trust y copresidente del grupo asesor técnico de la OMS sobre Dengvaxia, dijo que en este punto, solo a un grupo limitado de personas se le debería ofrecer la vacuna.

La recomendación de la OMS surgió luego de que estallara un escándalo en Filipinas, uno de los dos países del mundo donde se aplicó la vacuna y en donde fueron vacunados alrededor de 830 mil niños.

El gobierno filipino ordenó detener la campaña de vacunación y exigió el reembolso de 59 millones de dólares que había pagado al laboratorio por las dosis.

Dengvaxia ha sido aprobado en 19 países hasta el momento pero aún no ha sido aprobada en Europa ni en los Estados Unidos. México, Argentina y Brasil son los países latinoamericanos que aprobaron la vacuna. En Argentina está aprobada desde marzo de 2017.

Su aplicación ya ha sido suspendida en Filipinas y Brasil que es el único otro país del mundo que usó Dengvaxia en un programa de salud pública.

Alrededor de un millón de personas han recibido la vacuna, estimó la doctora Annelies Wilder-Smith, experta en dengue en la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, que actualmente trabaja como consultora para la OMS.

Sanofi también ha propuesto a partir del escándalo en Filipinas que la vacuna solo debe administrarse a personas que previamente se han enfermado de dengue.

Pero la compañía francesa ha sugerido que aún podría permitirse en lugares donde tanta gente se ha enfermado que es razonable suponer que la mayoría se habrá infectado a los 9 años, la edad más temprana en la que se puede administrar la vacuna.

“Proponemos que los profesionales de la salud evaluen la probabilidad de infección previa por dengue en estas personas antes de vacunar y para las personas que no han sido infectadas previamente por el virus del dengue, no se recomienda la vacunación”, recomendó Jack Cox, jefe de relaciones mundiales de medios en Sanofi, en declaraciones al sitio STAT.

La efectividad de la vacuna, sin embargo, ha generado más incertidumbres que certezas desde que los investigadores de la OMS evaluaron los resultados de los ensayos clínicos a lo largo del tiempo. Tres años después de la vacunación, los niños pequeños (de 2 a 5 años cuando fueron vacunados) tenían un mayor riesgo de ser hospitalizados con dengue grave.

El Grupo Consultivo de Expertos en Inmunización de la OMS finalmente recomendó que la vacuna solo se use en personas de 9 años en adelante en lugares donde las infecciones por dengue son muy comunes.
El panel instó a Sanofi a investigar más sobre la cuestión de qué tan segura es la vacuna en personas que nunca tuvieron dengue.

El laboratorio francés el 29 de noviembre emitió un comunicado en el que informaba que estaba pidiendo a las agencias reguladoras de los países que habían autorizado a Dengvaxia que cambiaran su etiqueta para señalar que la vacunación no debería recomendarse a personas que no habían sido infectadas previamente.

Fuente: Pharma Baires

Publicado en Noticias

Tras veinte años de investigación, la primera vacuna contra el dengue –la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti que el año pasado causó más de 40 mil casos y al menos 11 muertes– llegará en los próximos días al país. Anmat dio el visto bueno a Dengvaxia, desarrollada por el laboratorio Sanofi Pasteur. “Es un gran logro para la salud pública tener una vacuna contra el dengue después de más de 20 años de investigación y desarrollo. Es una vacuna de virus vivos atenuados, que ha demostrado un gran perfil de seguridad y eficacia contra los cuatro serotipos del dengue“, le dijo a PERFIL Hugo Dibarboure, director médico de Sanofi Pasteur.

 

La nueva inmunización fue autorizada para ser aplicada en una población entre los 9 y 45 años. Se deben dar tres dosis con un intervalo de seis meses para cada una. Protege contra los cuatro serotipos, aunque es más eficaz para el tres y cuatro. “Ha demostrado una eficacia promedio del 65% de protección contra los cuatro serotipos. Protege mejor a quienes ya han tenido algún contacto con el virus. Es una buena vacuna, segura y, hasta el momento, la única”, explicó Tomas Orduna, jefe del Servicio de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñiz.

Según fuentes del Ministerio de Salud de la Nación, por el momento, la vacuna no será incluida en el Calendario Nacional de Inmunizaciones. Sí estará disponible para su comercialización en el sector privado, pero aún se desconoce el precio de venta y si la cubrirán obras sociales y prepagas. La decisión del ministerio se fundamenta en la evaluación que realizó la Anmat, la Comisión Nacional de Inmunizaciones y la propia OMS que recomendó “considerar la posibilidad de introducir la vacuna contra el dengue sólo en entornos geográficos en los que los datos epidemiológicos indiquen que hay una gran carga de enfermedad (prevalencia mayor al 50%)”.

“La Comisión estuvo trabajando en la evaluación de la vacuna y una de las cosas para saber: nuestro país no tiene dengue en todo el territorio, sólo en ciertas áreas y no aparece todo el año. Pero hay zonas del país como el noreste, Misiones y Formosa, donde hay que evaluar si existe una actividad epidemiológica que justifique la introducción de la vacuna. Además, esto debe ir acompañado de una estrategia integral de manejo del vector, fortalecer la vigilancia epidemiológica y la atención precoz”, sostuvo Pablo Bonvehí, coordinador de la comisión de vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología.
Hasta el momento, hay dos países que han lanzado programas públicos de inmunización. Uno es Filipinas, donde el Ministerio de Salud aplica gratis la vacuna a los chicos entre 9 y 10 años y la otra experiencia pionera la está llevando a cabo Brasil, en el Estado de Paraná (limita al norte de Misiones). Allí se está vacunando a 500 mil residentes.

“Cada gobierno en conjunto con el Ministerio de Salud, evalúa y determina su inclusión en el calendario de vacunación y establece cuál sería el programa óptimo de vacunación necesario para abordar el impacto del dengue en el país y el tiempo para la introducción de la vacuna en el programa público. En Argentina, hemos estado en contacto con las autoridades de salud para brindarles la información que nos han solicitado”, dijeron desde Sanofi Pasteur. Las primeras dosis podrían llegar en octubre, aunque aún falta la verificación técnica del primer lote que se hace para todo producto nuevo. “Se espera contar con la vacuna en el mercado antes de fin de año”. Más allá de su aprobación, los especialistas remarcaron que la principal herramienta de prevención contra el dengue sigue siendo controlar el mosquito Aedes, vector de la enfermedad.

Se adelantó el mosquito

El invierno de 2017 fue el más cálido desde que se tiene resgistro. Esto trajo consecuencias: este año el mosquito transmisor del dengue, el zika y la fiebre amarilla apareció antes, según informó el Grupo Estudio del Mosquito (GEM) de la Facultad de Exactas y Naturales de la UBA. Con unos 200 sensores que están distribuidos en todas las comunas de la Ciudad de Buenos Aires, con los que va monitoreando la presencia del mosquito, detectaron adultos en las primeras semanas de agosto, un mes antes que el año pasado. Por eso, el Ministerio de Salud porteño y el bonaerense trabajan en las tareas de prevención y control del Aedes Aegypti. La medida principal es eliminar los reservorios con agua estancada, clara y a la sombra donde puede haber huevos, larvas y mosquitos adultos. Además, hay que mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos. En cuanto a la fumigación, no es suficiente para eliminar el mosquito. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que sólo es recomendable en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

Fuente: Perfil

Publicado en Noticias
Martes, 05 Septiembre 2017 17:12

Comunicado Anmat

La vacuna TETRAVALENTE PARA DENGUE (DengvaxiaNR)  ha demostrado ser segura y efectiva en población mayor de 9 años con inmunidad previa para Dengue. Los estudios analizados demuestran que es una vacuna eficaz para prevención de segundas infecciones por Dengue y prevención de severidad en dichas infecciones. En zonas geográficas con baja seroprevalencia para Dengue, su uso debería ser una indicación médica personalizada.

Para ver el informe completo: INFORME VACUNA DENGUE

Publicado en Noticias