Hoy en Revista Dosis

Nuevos avances científicos en la investigación para la leucemia mieloide crónica

Valora este artículo
(0 votos)

Un equipo de médicos hematólogos y científicos del CONICET y Cáncer con Ciencia de la Fundación Sales, dirigidos por el Dr. Michele Bianchini (Investigador independiente del CONICET) busca trasladar los resultados de sus investigaciones a la práctica clínica para los pacientes que sufren de leucemia mieloide crónica.

Se trata de una iniciativa única en América latina desarrollada por este grupo de científicos argentinos, hecho que les valió un reconocimiento y publicación por parte de la revista inglesa Leukemia.

Actualmente la leucemia mieloide crónica, que según datos recientes la padecen 800.000 personas en el mundo -y se estima que para el 2040 se transformará en el tipo de leucemia más prevalente, con 3 millones de personas afectadas- se trata con terapias moleculares dirigidas. “Son agentes químicos dirigidos a blancos moleculares específicos, conocidos como inhibidores de tirosina quinasa”, dice el Dr. Michele Bianchini, investigador del Centro de Investigaciones Oncológicas de la Fundación Cáncer (CIO-FUCA), cuya investigación ha sido financiada por organismos privados (Novartis Argentina, Cáncer con Ciencia de la Fundación Sales, Fundación Cáncer) y fondos provenientes del MinCyT y del CONICET. La medición de la respuesta a estos tratamientos dirigidos se realiza mediante técnicas de biologia molecular muy sofisticadas, que se llevan a cabo solo en algunos laboratorios del país; previamente se debió trabajar en la estandarización de los laboratorios. De esta forma se evita cualquier tipo de diferencia en las mediciones y los resultados son comparables entre laboratorios. “Hace unos años, en el CIO incorporamos un liofilizador que nos permitió desarrollar calibradores para poder eliminar las diferencias entre los laboratorios y así poder realizar un pronóstico certero”, dice Bianchini.

Recientemente, el grupo del Dr. Bianchini reportó otro interesante hallazgo científico que permitió entender mejor el rol que tienen en la evolución de la enfermedad las células madre leucémicas, es decir aquellas que dieron origen a la enfermedad, y que son resistentes al tratamiento con los inhibidores de tirosina quinasa. Estos hallazgos fueron recientemente publicados en la revista Oncotarget y representan hoy el punto de partida para un nuevo proyecto de investigación que tiene como principal objetivo caracterizar el rol del sistema inmunológico de los pacientes bajo tratamiento “Entendemos que el sistema inmunológico tiene algo que ver en este escenario clínico, este nuevo proyecto nos va a dar indicios del porqué de esta situación”, afirma Bianchini.

El proyecto busca responder algunas cuestiones para conformar estrategias a futuro. Así, mediante el estudio del sistema inmunológico, su comportamiento y el de las células madre leucémicas residuales, se intentará encontrar ciertos patrones para dar mayor seguridad a los pacientes que decidan discontinuar el tratamiento por indicación de sus médicos para evitar efectos secundarios. “Creemos que las células NK (Natural Killer) pueden tener un rol en la discontinuación. Pero también el estudio de las células madres residuales puede ayudar a identificar algún factor pronóstico para discontinuar”, dice Bianchini.

Para poder iniciar este nuevo proyecto de investigación, dice Bianchini, “necesitamos conseguir nuevos fondos, tanto para poder incorporar más recursos humanos así como para garantizar los estudios moleculares e inmunológicos a los pacientes que decidan participar de esta investigación clínica”.

La factibilidad de este nuevo proyecto esta asegurada, ya que existen muchos pacientes en el país que desean discontinuar el tratamiento y se encuentran en condiciones clínicas en óptimas condiciones para poder hacerlo. En base a una estimación que el Dr. Bianchini y sus colaboradores realizaron en estos últimos meses, en la Argentina habría unos 500 pacientes que cumplen con los requisitos para suspender el tratamiento. Más allá de los avances clínicos y científicos que puede aportar este proyecto de investigación clínica, de acuerdo con Bianchini, existe también un factor fármaco-económico muy relevante “Además de mejorar la calidad de vida de los pacientes, la discontinuación de la terapia permitirá que el sistema público de salud ahorre unos 10 millones de dólares por año”.

Cáncer con Ciencia de la Fundación Sales apoya, desde hace más de 40 años, investigaciones científicas en la lucha contra el cáncer. Mediante diferentes equipos de investigadores, en alianza con el CONICET y otras organizaciones, y con la ayuda desinteresada de más de 100.000 donantes se han realizado aportes en tratamientos contra el melanoma, el cáncer de mama, de colon, entre otros.

Por otra parte, ante los efectos que produce el cáncer en los pacientes y su entorno, desde la Fundación Sales se crearon Grupos de Autocuidado del Cáncer. Tienen como objetivo brindar un espacio de contención y comunidad tanto para los pacientes como para sus familiares y cuidadores. Mediante el desarrollo y la implementación de actividades diversas, dirigidas por un cuerpo de profesionales, se acompaña a todo el grupo para afrontar las diferentes etapas que lleva el tratamiento contra esta enfermedad.

Más información en www.cancerconciencia.org.ar, www.sales.org.ar; @Fundacion_Sales www.facebook.com/fundacionsales.argentina y www.youtube.com/user/FundacionSales

Visto 248 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.